Evan Smith: ‘Si pagaba 5.000$ para arreglar el cristal, podía patinar el spot 1 hora más’

Sentarte a hablar con Evan Smith es como entrar en un nuevo universo, y si conoces su estilo de vida sabrás que esta frase no es ninguna exageración. Evan se ha sentado recientemente en la butaca de The Nine Club aprovechando el estreno de PEACE, el nuevo vídeo de Element, y en esta larga conversación junto a Chris Roberts tenían que hablar de la batalla más dura que ha vivido jamás el de DC Shoes: El Kickflip FS Wallride en Barcelona. El truco ya es para enmarcarlo, y en el Raw Cut vimos alguna discusión con los seguratas, pero no imaginábamos que la negociación fuera tan lejos que aterrizara en cifras económicas: “De alguna manera le convencimos de que si yo pagaba 5.000$ para arreglar el cristal, podía patinar el spot durante 1 hora más”.

Según explica en esta misma entrevista, llevaba horas probando el truco y no había manera. Llegó sin intención de patinar la pared de vidrio. De hecho, ni se había dado cuenta de que eso se podía patinar. Después de verlo, decidió ir a por un FS Wallride y no tardó en salir, pero con el Flip de por medio la cosa se complicó. Después de una hora intentándolo, cayó de Primo contra el cristal y le hizo dos agujeros. Fue entonces cuando sus colegas le dijeron que igual tenía que parar. Si el cristal cedía, el tema podía terminar muy mal, y Evan lo sabía perfectamente, pero tuvo que convencerse de que no pasaba nada.

“Continué la batalla y apareció la policía. La sesión se paró por completo. Los seguratas estaban hablando del cristal como locos. Todos pensábamos que me iban a arrestar. Hablamos con ellos, y salió el tema de la Street League, que estaba en Barcelona (…) le dijimos que le daríamos entradas para su hijo, dice Evan sobre el momento anterior a la negociación de los 5.000$.

Justo después, le concedieron esa hora para patinar el spot. En el minuto 59 se vio a sí mismo sentado, mirando al spot, y se dijo esa frase que se repite cualquier skater unas 500 veces al día: “Venga, el último. El último intento”. Se levantó del suelo, cogió carrerilla y lo planchó. “Empecé a llorar, tío. Todo el mundo estaba gritando, yo no podía decir nada (…) Los policías estaban engorilados también. Nos acercamos, les dimos las gracias. Se fueron. Les conseguimos entradas para la SLS, y nunca pagamos los 5.000$, termina riendo a carcajadas.

En esta misma entrevista también comenta su experiencia con las drogas psicodélicas, su pasión por la música, sus inicios, e incluso que su nombre de Instagram se lo puso porque era el nombre de una banda que quería montar, y justo están grabando su primer EP. Puedes ver el vídeo completo justo debajo de estas palabras. Si te va el rollo de Evan Smith, no lo dudes.

Diseño y desarrollo CROMATIU.NET

Bitnami